Juan Gabriel Perboyre

Elementos relacionados


    Provenía de unos padres pobres pero muy religiosos. Fueron cuatro hermanos, y todos entraron la familia fundada por san Vicente de Paúl. 

    Una vez ordenado sacerdote, desempeñó varios cargos en la diócesis de París. Llevado por su ilusión misionera, se embarcó hacia China. Lo destinaron a las altas montañas de Hou-Pei para ejercer su tarea pastoral. 

    Cada mañana, al levantarse, le pedía a Dios la gracia del martirio. Y su plegaria la escuchó Dios. Su martirio se prolongó un año entero. 

    Un joven le traicionó. Y ya fue un calvario para él ir de un sitio para otro hasta el día en que le crucificaron en septiembre de 1840. 

    Los jueces le pusieron una condición para lograr la libertad: profanar la cruz del Salvador. Fue entonces cuando le escribió a sus padres estas palabras: «De los 20 cristianos arrestados conmigo, los dos tercios han apostatado públicamente». 

    Los verdugos lo torturaron a sus anchas y de la forma más inhumana y cruel. Incluso cuando estaba en la cruz, le daban palizas en su agónico cuerpo o le daban de beber sangre de perro. Supo estar siempre en las manos de Dios. Murió el 11 de septiembre de 1840. Listado completo de Santos
    PDP 2019-2020