Pequeños y grandes santos en el X Encuentro de Infancia Misionera

El X Encuentro de Infancia Misionera se celebró el pasado 17 de noviembre en Bolaños de Calatrava, con la participación de más de 2000 personas entre niños y acompañantes.

Una actividad que se ha establecido como tradición cada año en nuestra diócesis y con la que los pequeños misioneros revolucionan cada población en la que se celebra la jornada, llenando de sonrisas y juegos cada pueblo.

En esta ocasión, Bolaños de Calatrava acogió a la infancia misionera con el lema «Con Jesús a Belén. ¡Qué buena noticia!» Con el eslogan de este año comienza una etapa de aprendizaje de Jesús, de manera que los mensajes de la Infancia Misionera se centrarán en su vida y en los lugares por los que pasó. Los próximos años veremos que los lemas y las actividades van en la misma línea.

El lema de este año fue «Con Jesús a Belén. ¡Qué buena noticia!»

Para el encuentro de Bolaños ayudaron más de 100 voluntarios, en su mayoría de la localidad. Damián Díaz, delegado diocesano de Misiones, agradeció especialmente «la acogida del pueblo de Bolaños, de la parroquia y el ayuntamiento, que hicieron una labor excelente».

La actividad comenzó por la mañana en la plaza, con la llegada de todos los participantes y la oración. Después, divididos en grupos, los niños disfrutaron de las enseñanzas y ejemplos de santos relacionados con las misiones a través de cinco talleres: una actividad sobre la santidad en general, otra sobre san Pablo, sobre san Juan de Ávila, sobre san Francisco Javier y sobre santa Teresa de Lisieux. Cada santo se explicó a través de la oración, del testimonio o de los juegos, con dinámicas preparadas por los voluntarios de los Grupos de Animación Misionera y del grupo de misioneros jóvenes.  

Al término de las actividades de la mañana y después de la comida, se iniciaron más juegos en un pabellón de Bolaños, abarrotado con todos los participantes. Los Cantajuegos, con bailes y canciones infantiles, amenizaron el comienzo de la tarde, una costumbre entre los niños después de años divirtiéndose con las coreografías de este grupo de voluntarios.

«Es muy positivo que las parroquias participen tanto, y que los sacerdotes acompañen a los niños en el encuentro: hubo más de veinte curas en la misa»

La eucaristía, con la que finalizó la jornada, la presidió el vicario de pastoral, Jesús Navarro, al que acompañaron más de veinte sacerdotes. Esta es otra de las cosas que agradece y destaca el delegado de Misiones en la diócesis al valorar el encuentro: «Es muy positivo que las parroquias participen tanto, y que los sacerdotes acompañen a los niños en el encuentro: hubo más de veinte curas en la misa».

Por su parte, el vicario de pastoral explicó durante la eucaristía la llamada universal a la santidad. Adaptando el mensaje a los niños, Navarro les dijo que «Dios nos llama a todos a ser santos porque nos ama y ama al mundo»; para que el mundo sea más y mejor amado es necesaria la presencia de los santos.  Al valorar el encuentro, el vicario resaltó la importancia de este tipo de actividades para «los niños y catequistas, a los que les viene muy bien compartir lo que viven en sus parroquias con gente de otros lugares. De este modo se contagia la alegría de la fe». Además, hablar y reflexionar en torno a la misión, viendo a los niños con su alegría y motivación «nos hace un llamamiento a todos para salir a llevar el mensaje de Jesús a los que están más alejados, con alegría y valentía».

Fotos: José Luis Barba
 

PDP 2019-2020